Steelovepiercing

Spanish Dutch English French German Italian Portuguese

Como tratar una infeccion

Las perforaciones se ven muy bien, pero a veces surgen problemas; incluyendo infecciones en la piel. Son fáciles de tratar, simplemente sigue el consejo de tu doctor y mientras conozcas las señales y no dudes en tratar la perforación infectada tan pronto como la identifiques. Este artículo te ayudará a reconocer las señales de la infección, la manera en que la vas a tratar y cómo prevenir infecciones futuras.

Busca señales. Aunque es normal tener un poco de dolor y enrojecimiento alrededor del lugar de la perforación por hasta dos días, una duración mayor es motivo para preocuparse. Mantente atento a los siguientes síntomas:

Las manchas o marcas rojas en la piel alrededor del lugar de la perforación.
Aumento en el dolor, enrojecimiento, hinchazón, calor o suavidad alrededor de la perforación.
El pus amarillo-verdoso saliendo de la perforación. Es normal ver un poco de sangrado o exudación de la perforación, pero debes de poner atención por si hay pus combinado con hinchazón y enrojecimiento.
Ganglios linfáticos hinchados o sensibles sobre o debajo de la perforación. Tal vez tengas dolor o se hinchen los ganglios en tu cuello, alrededor de tu mandíbula.
Fiebre. Si estás sano (sin gripe) y tienes fiebre, es motivo para preocuparse.

Haz una cita. Si estos síntomas se presentan, haz una cita con el doctor tan pronto como sea posible y evita complicaciones más serias.

Ten en cuenta que aunque la mayoría de los problemas suceden durante el momento de la perforación, pueden infectarse meses o incluso años después.[1]
Las señales de una reacción alérgica frente a las de una infección, son una sensación de ardor en la piel, una herida en expansión y una secreción de color amarillo claro.


Visita a tu doctor. Él o ella te darán consejos específicos en cómo tratar a tu infección. Aunque no todas las personas tendrán el mismo tratamiento, los doctores suelen recomendar los siguientes pasos para tratar una perforación infectada:

No te quites la joyería a menos que el médico te lo indique. El mantener tu joyería puesta asegura un drenaje apropiado y ayuda a prevenir que se forme un absceso.
Si estás teniendo una reacción alérgica al metal, el doctor te dirá que te quites la joyería.
Usa un antibiótico en crema o en pastillas. Vas a tener que ponerte crema o tomar pastillas como se te prescribió, normalmente por 10-14 días. La mayoría de las infecciones de esta naturaleza son causadas por los Estafilococus.[2], así que asegúrate de cumplir con la prescripción de los antibióticos para erradicar completamente la bacteria.


Practica una onza de prevención. Sigue las instrucciones que te dan en el salón de perforación en cuanto a la limpieza de tu nueva perforación.

Mantén limpia el área del piercing.[3]. Lávate las manos muy bien antes de tocar la perforación, después lava la perforación una o dos veces al día con jabón antibacterial.

Elimina cualquier costra que se haya desarrollado con un bastón de algodón humedecido con jabón antibacterial.
Evita los tratamientos tópicos como el alcohol o el peróxido, los cuales pueden secar tu piel, o los ungüentos los cuales evitan que el aire fresco entre a la perforación.

Newsletters

Si desea estar al corriente de nuestras novedades suscribase a nuestro servicio de newsletters.

Donde estamos

   

VM - Shopping cart

 x 
Carro vacío